7 estilos de moda urbana. La diversidad está en la calle

Cada vez las ciudades están más abarrotadas. Más tráfico, más ruido, más personas subiendo y bajando escaleras sin ningún destino aparente. Cada vez hay más gente por las calles y el conjunto de personas es cada vez más diverso. Pelos lisos, rizados y rapados. Vestidos y conjuntos de todo tipo de telas, colores y estilos. Aquello que se veía en las películas de un patrón de estilismo en cada ciudad y época ya se queda anticuado: ahora la diversidad es la que está de moda.

La cantidad de diferencias en ropas, colores y estilos resulta complicado de reflejar a través de unas líneas y explicar como si fuera un espejo de las calles. Pero sí podríamos al menos intentarlo agruparlos en 7 grupos:

1. Deportivo

Ya sea para ir a correr, para pasear por el parque o para ir al gimnasio, a trabajar o a caminar por el centro, es un estilo que nunca falla. Y no por ser común, sino por su singular comodidad y sus múltiples opciones para combinarlo.

La moda ha llegado a tales niveles que ir en chándal no tiene por qué conllevar ir desarreglado. Puedes llevar un top y unos pantalones de chándal perfectamente combinados, así como una sudadera con estampados y unos leggings negros o a juego con la parte de arriba que elijas.

Ahora, cuando pasees por la calle, te fijarás en que cada vez es más común este tipo de conjunto para hacer cualquier tipo de actividad y mostrándote cómodo y a la moda. Sino, mira a Rosalía. No se le escapa una.

2. Camisetas XXL

Aquellos que no se atreven a ir enteramente de chándal, vale, sin problema. Unos vaqueros cómodos, de talle a gusto del consumidor, se pueden combinar con sudaderas, camisetas o incluso tops deportivos. Algo que cada vez está más en las calles son las camisetas XXL con dibujos o frases impresas.

Todo tipo de diseños que abarcan desde obras de arte hasta frases hechas o inspiradoras, pasando por rostros de famosos o escenas de películas y series.

Todo ello en camisetas que no solo son cómodas por quedar holgadas, sino que también reflejan la personalidad de aquel que lo viste.

3. Hipster

Parece que este estilo nunca pasa de moda. Su origen se traslada a los años 40 y resurgió en los 90. Actualmente sigue siendo un estilo de ropa que transmite la misma idea con la que nació: jóvenes de clase media con intereses alternativos tanto en cine, música o moda.

En cuanto a la última, la del hipster una forma fácil, asequible y cómoda de disfrutar de la vida urbana vistiendo con un toque de estilo. Para ellos, no falta la barba, las camisas estampadas y, a veces, corbata, pajarita o tirantes. Para ellas, también son frecuentes las camisas y vestidos estampados, sombreros y zapatos con cordones cerrados.

4. Vintage

Va ligado a lo anterior, parece, aunque también puede ir en su contra. También se traslada a unas tendencias de unos años atrás de la historia que ahora están volviendo a florecer. Pero el estilo no llega a ser el mismo, abarca aún más épocas: la ropa desde 1900 hasta 1980, aproximadamente. Últimamente las tiendas que contienen prendas de este tipo son más abundantes en las ciudades: lo pasado vuelve a estar de moda.

Camisas estampadas con hombreras, pantalones con bolsillos por toda la pernera, vestidos dignos para una fiesta en la mansión del Gran Gatsby o para pasar un día en el Central Park en la época del movimiento Hippie.

5. Un poco más formal

Ante todo esto, sigue gustando ir a trabajar o a alguna cita con los amigos un poco más arreglado. Nunca falla vestir con vaqueros y camisa, conjuntado con una americana, una chaqueta vaquera e incluso una sudadera con cremallera y unas botas para el frío o unas deportivas o sandalias para el calor.

No tiene por qué ser incómodo, al contrario, es una manera sencilla de ir por la ciudad cómodo consigo mismo y a la vez bastante formal. 

6. Colorinchis

Imprescindibles a la hora de vestir. Para gustos, los colores, dicen. Por ello, todo lo explicado anteriormente se puede combinar con la gama que más se asemeje a nuestra personalidad. Es cierto que en épocas de sol son los colores claros y pastel los que más lucen a la luz. Para la noche, los oscuros.

Ahora llega el buen tiempo y de nuevo los colores fuertes están cogiendo fuerza. Cada vez se ven más las prendas con amarillo de todos los tonos, rojo o azul. Si eres fiel a un color en especial, atrévete combinándolo con unos zapatos de varios tonos o con un pañuelo con estampados. Irás acorde a tu estilo y con un toque diferente.

7. Mezcla de patrones

Para terminar, un “remix” de estilos. En esta temporada se llevarán mucho las prendas con estampados diferentes: flores, lunares, rayas, dibujos lineales y colores variados combinados en un solo conjunto.

Esta técnica es cada vez más frecuente y apuesta por utilizar todo tipo de telas en un solo “look”. Y, para más arbitrariedad, combinarlo con adornos de todo tipo: desde plumas hasta cinturones, pasando por collares, pendientes e incluso pantalones o faldas de colores lisos o con un estampado a juego.

Atrévete a deslumbrar por la ciudad con tu conjunto más diversificado y personal a la vez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El equipo Bubble está trabajando en la implementación de un sistema de pago seguro — no se completará ningún pedido. Descartar